Zona Arqueológica de Calixtlahuaca

Ubicación

Para acceder a la zona arqueológica se toma la carretera número 55 (Toluca- Atlacomulco).
Visitas guiadas previa cita con el Centro INAH Estado de México, Martes a domingo de 10 a 17 horas.
Correos: cinah_edomex@inah.gob.mx / jorge_valencia@inah.gob.mx, Teléfonos: 01 (722) 215 – 7080 / 01 (722) 215 – 8569
México
19° 19' 47.1828" N, 99° 41' 36.456" W

Fue uno de los asentamientos prehispánicos más importantes de la región; su nombre en lengua náhuatl significa “lugar de casas en la llanura”, el cual le dieron los mexicas en alusión a la cantidad de poblados matlatzincas ubicados sobre la llanura que se extiende hacia el norte de la actual zona arqueológica.

Estudiosos calculan que Calixtlahuaca fue poblada en la época agrícola aldeana (1000 a.C.), cuando ocuparon básicamente la parte baja del valle y, de acuerdo con los restos arqueológicos, vivían en casas de materiales perecederos, agrupadas en pequeñas aldeas. Subsistieron gracias a la agricultura, caza, pesca y recolección de plantas comestibles. Esa población mantuvo relaciones posiblemente de intercambio, con grupos de la cuenca de México. Esta aseveración proviene de que sus pobladores elaboraron vasijas y figurillas semejantes a las encontradas en sitios como Tlapacoya (Zohapilco), Tlatilco y Ecatepec.

Los monumentos más importantes de la Zona Arqueológica de Calixtlahuaca fueron denominados por el arqueólogo José García Payón con los nombres de templo de Ehécatl-Quetzalcóatl, dios del Viento, conjunto de Tláloc, dios de la Lluvia, y el Calmécac.

Zona Arqueológica de Calixtlahuaca